domingo, 12 de marzo de 2017

Chirico


Las Musas Inquietantes (1917). Giorgio de Chirico.


Cuadros Fundamentales para entender la historia de la Pintura
Las Musas Inquietantes (1917). Giorgio de Chirico.
Óleo sobre tela. 97 cm x 66 cm.
Colección privada.
Cuadro fundamental dentro de la obra de Giorgio de Chirico, creado el mismo año en que nace el movimiento de la Pintura Metafísica, que sería inspiración para los surrealistas.
Hay que tener en cuenta que este movimiento se inicia durante la terrible Primera Guerra Mundial. Y, como tantos otros, es lógico que critique el mundo sin sentido y horroroso en el que vivimos.
De Chirico plantea sus obras como una realidad que está más allá del mundo físico que conocemos. Una especie de sueño donde aparecen claros símbolos: estatuas, maniquíes, muñecos articulados, arquitectura clásica, trenes y chimeneas de fábricas. Escenarios deshumanizados y llenos de soledad.
De Chirico está obsesionado con lo enigmático, lo inquietante, lo misterioso de todas esas cosas cotidianas que nos resultan tan evidentes y razonables.
En este cuadro, tanto las musas (que serían Talía y Melpómene, musas de la comedia y la tragedia) como Apolo, carecen de vida, parecen ser parte de la utilería de una obra de teatro onírica, tan absurda como la realidad.